En busca del dulce perfecto

En busca del dulce perfecto

Cuando tomamos la decisión de abrir una tienda como El Jardín del Convento en el centro de Madrid asumimos que la única manera de encontrar los mejores dulces de los conventos y los monasterios de España pasaba por viajar a lo largo y ancho de todo el país, comprar in situ una o dos cajas de los dulces que nos llamaran la atención y luego, de vuelta a casa, hacer una cata con la familia y los amigos.

Así fue, precisamente, como dimos con el primero de los productos que pasó a formar parte de nuestro surtido, las yemas del convento de la Purísima Concepción de Siruela, en Badajoz. Probamos muchas y muy buenas de otros lugares, pero éstas eran –sin duda- las más suaves, las más deliciosas, las únicas que se deshacían en la boca.

Con las trufas y los palitos de naranja la búsqueda fue más sencilla. Las Navidades previas a nuestra inauguración, mientras buscábamos muebles para decorar la tienda en un anticuario, la propietaria nos invitó a probar unas trufas y unos palitos de naranja bañados en chocolate negro y… ¡no dábamos crédito! ¡Naranja tierna, chocolate y nada más! Puro chocolate y no una capa de azúcar con algo de cacao, como tantas veces nos habíamos encontrado en este dulce que tanto nos gusta. La sorpresa fue mayúscula al descubrir que estos delicatesen los elaboraban unas monjas en un monasterio de Burgos.

Por su parte, las mermeladas de Santa María de Huerta, en Soria, nos enamoraron en cuanto descubrimos su amplia variedad de sabores tradicionales y sus arriesgadas mezclas gourmet. Pero sobre todo nos gustó que sólo utilizasen fruta y azúcar en su elaboración, sin ningún espesante o conservante. Como siempre se ha hecho. Como nos gusta.

Y es que, definitivamente, si algo caracteriza a todos los productos que podrás encontrar en nuestra tienda es que son absolutamente artesanos y frescos. Nuestras existencias se actualizan cada semana porque las monjas solo trabajan por encargo, no manejan grandes stocks. De esta manera nos aseguramos de que en nuestra tienda siempre encuentres productos recién elaborados.

Aunque tenemos un gran selección de dulces que se han convertido en los “indispensables” de nuestros clientes, seguimos a la búsqueda de nuevos sabores. El mes pasado, por ejemplo, nos hablaron de un panettone muy sabroso elaborado en un convento y… ¡no veiamos el momento de probarlo!Ahora ya es uno de los productos favoritos…